“Como estos asesinatos están ocurriendo a la luz del día, en el espacio público, debemos llevar el duelo también al espacio público, para que todos hagamos el duelo y acompañemos a estos líderes y sus familias, porque si logramos romper el silencio alrededor de estas muertes desgarradoras -al romper vidrio estamos rompiendo el silencio-, de pronto lograremos que paren”. 

Doris Salcedo en rueda de prensa, Plaza de Bolívar, Junio 10 de 2019

Tras una jornada de más de 12 horas, el lunes 10 de junio, se desplegó en la Plaza de Bolívar, centro político del país, la poderosa imagen de ‘Quebrantos’, acción de duelo monumental realizada por la escultura Doris Salcedo, la Comisión de la Verdad y la Universidad Nacional de Colombia, para honrar la memoria de los 470 líderes sociales asesinados desde la suscripción del Acuerdo de Paz.

“El crujido de los vidrios representa el luto que no cesa en Colombia. El persistente asesinato de líderes sociales a lo largo y ancho de la geografía del país está fracturando el tejido social. Esa es la metáfora que eligió Doris Salcedo para denunciar el hastío de la sociedad por medio de Quebrantos.”, Santiago Torrado, El País, de España

Superando las expectativas, 600 voluntarios además de la Guardia Indígena del Cauca y de 130 líderes sociales amenazados llegaron de diferentes regiones del país para participar en esta protesta artística y colectiva. Juntos escribieron en vidrio fracturado 165 nombres escogidos aleatoriamente de la larga lista de líderes asesinados recientemente, para evocar la presencia de estas víctimas que se debaten en la fragilidad del olvido.

“Mostrarse. De eso se trató Quebrantos, de no dejar pasar la muerte desapercibida, de unir dolores, de construir memoria. Durante el día, en decenas de entrevistas, Doris Salcedo no se cansó de decir que olvidar a los líderes y lideresas asesinados era matarlos dos veces. Ni ella ni ninguno de los que pisó la Plaza de Bolívar ayer creen que puedan vivir tranquilos en medio de la barbarie y mucho menos ser cómplices de un silencio capitalino que en los territorios se convierte, por culpa de las balas, en estallidos de vidrios rotos”. Laura Dulce Romero, El Espectador.

51 medios nacionales e internacionales cubrieron todo el proceso, donde cada líder esculpió letra a letra rompiendo el vidrio en un acto de catarsis, en el que lo acompañaron en ‘abrazo simbólico’ 2 o 3 voluntarios. 

“Tener la tenacidad y la fuerza es demostrar que a pesar de los golpes que nos dan, no han podido quebrar el alma y el corazón. Pero este ejercicio, esta obra de arte, este no olvidar que se hizo hoy fue muy sanador para las que participamos. Superar también duelos. Yo soy víctima también de desaparición forzada. Esto ayuda también a ir cerrando cosas muy personales en tu corazón. La participación de las defensoras hoy, el papel de las mujeres líderes que fueron, también refleja que este país lo estamos abanderando también las mujeres en esa resistencia y en esa lucha en reconstruir los pedazos que dejan los violentos. Entre todas hablábamos, es que así es la vida, los violentos la rompen y nosotros comenzamos a pegar los pedacitos. Claro, no vamos a pegarlos igual. Están ahí esas heridas que nosotras como constructoras de paz hemos ido sanando para que nos permitan vivir. Es una garantía de no repetición muy valiosa y fuerte para que esto no vuelva a ocurrir”. Mayerlis Angarita, en Semana en Vivo.

A las 7:00 p.m. el público presente ingresó a la Plaza y pudo apreciar en silencio cada uno de los nombres, hasta las 9 de la noche.

“El estar en Plaza de Bolívar que de alguna manera es plaza de la democracia de nuestro país, en este acto que ha organizado la artista Doris Salcedo, no solo recogemos la dignidad de nuestros líderes sociales asesinados desde la firma del proceso de paz hasta la fecha, sino que también es la forma de demostrar cómo se rompen los miedos. Que es el llamado a todos los colombianos, que todavía nos da miedo alzar la voz para defender la vida de los otros, para seguir siendo esos puentes que generamos las posibilidades de la comunidad para que acceda a recuperar sus derechos frente al Estado. Creo que fue una gran apuesta y la gran invitación es a que venzamos ya la indiferencia, venzamos los miedos, pero sobre todo no al olvido y menos a la repetición de hechos como los que nos han venido sucediendo de cara a nuestros líderes en el país”. Pastora Mira, tomado del canal de youtube de Soraya Bayuelo

“Ya la pieza está completada y es una imagen de un país totalmente quebrado, roto, por el asesinato de sus propios líderes, que es su mejor gente (…) es un grito para que los miremos, los traigamos a la vida recordándolos, siguiendo el sendero que ellos abren para que estas vidas que se han perdido no sean en vano. Es un clamor también a la sociedad para que se responsabilice (…) La sociedad misma tiene que exigir a las autoridades, al sector público, que esto cese inmediatamente”.
María Belén Sáez de Ibarra, curadora, en la rueda de prensa.

‘Conmemoraciones’

‘Quebrantos’ hace parte del programa ‘Conmemoraciones’, de la Comisión de la Verdad en alianza con la Dirección de Patrimonio Cultural de la Universidad Nacional de Colombia, que durante 2019 y 2020 acogerá varias acciones artísticas, en distintos lugares del territorio colombiano, concebidos como monumentos performativos; en donde las comunidades y la sociedad civil participan de la acción que delicadamente ofrecen los artistas como forma de encuentro. Lo que se busca es que estos actos logren crear un fuerte vinculo social, una esperanza de futuro y un reconocimiento de las víctimas por parte de la sociedad que las ha ignorado por tanto tiempo, para potenciar esas voces que han sido no escuchadas o silenciadas.

‘Conmemoraciones’ está liderado por Doris Salcedo como integrante del Consejo Asesor de la Comisión de la Verdad y cuenta con la curaduría de María Belén Sáez de Ibarra.